Alimentación & Salud Dental, ¿cómo se relacionan?

La alimentación no solo es clave para la salud en general, sino que es clave también para la salud dental, ya que, si no se tienen buenos hábitos alimenticios, se está más expuesto a tener enfermedades bucales como las caries. Y es que es importante destacar que como todo lo que ingerimos pasa a través de la boca y esta está habitada por un gran número de gérmenes, el consumo frecuente de alimentos no sanos más un mal aseo bucal, no provoca nada más que una pésima combinación para nuestra salud dental.

Por eso es importante cepillarse bien los dientes después de comer, al menos tres veces al día, para así disminuir la producción de caries que existe cuando las bacterias entran en contacto con el azúcar que se ingiere, dañando el esmalte de nuestros dientes.

Es por esto, que lo principal para tener una buena salud bucal, es eliminar de nuestra dieta los alimentos que contienen azúcares, en especial los que son procesados o añadidos como las bebidas normales, los dulces, chocolates, etc. Y en el caso de no eliminarlos, controlar y reducir esa cantidad de azúcar que le damos a nuestro cuerpo.

Pero no solo modificando esa parte de nuestra alimentación nos vamos a olvidar de cuidar en otros aspectos la salud dental. Si lo que comes carece de ciertos nutrientes, los tejidos de tu boca se debilitan, lo que producirá que no te proteja correctamente de infecciones, generando a mediano plazo problemas en las encías como gingivitis, lo que a largo plazo puede provocar la caída de dientes. Según la destacada marca de artículos odontológicos, PHB, las enfermedades periodontales, es decir, las que afectan a las encías tienen mayor prevalencia en las personas con mala alimentación.

Los alimentos ricos en carbohidratos, azúcares y almidones contribuyen en gran medida a tener una mala salud dental, es por eso por lo que se recomienda que de comerlos sea durante las comidas y evitar los alimentos que se peguen en los dientes como los dulces o los chicles, ya que producen más caries que otros alimentos. Así que prefiera más proteínas, frutas y verduras, ya que el azúcar que contienen no es añadido ni procesado.

Todo este cambio alimenticio, debe venir desde que los niños son pequeños, ojalá desde el embarazo, para así evitar en un gran porcentaje el desarrollo de enfermedades dentales, ayudando a la correcta formación y maduración de los dientes, con una dieta rica en flúor y calcio, claro que siempre acompañado de un constante hábito de lavado de dientes.

Además de todo lo anterior, hay algunos secretos que te dejaré para cuidar mejor tu salud dental:
Lo más importante de todo es hidratarse, es decir, beber mucha cantidad de agua diaria, evitando así el consumo de bebidas y jugos. Se recomienda tomar leche o productos que la contengan, después de las comidas y antes del lavado de dientes para neutralizar la acidez de la placa.

El té negro o el té verde controlan en gran parte las bacterias que producen las caries, pero se recomienda tomarlo sin azúcar.

Si eres muy ansioso y te gusta comer dulces y golosinas, prefiere el chocolate que los dulces, ya que el grano del cacao tiene contenido antibacteriano lo que ayuda en tu salud bucal. Te aconsejo además comer alimentos con textura similar a la manzana o el apio, ya que ayudan a limpiar la superficie de los dientes y también refuerza las encías.

Ves, es fundamental tener una buena alimentación, cuidas tus dientes y también a ti mismo. Una buena alimentación nos hará tener dientes sanos y fuertes, una boca más resistente a bacterias que producen caries y en sí, una boca sana. Aunque no olvides acompañar todo esto de tu cepillado diario de dientes, y claro, una que otra visita al dentista.

¡Comparte!

Comments are closed.

PEDIR HORA