fbpx

Cómo lavarse bien los dientes

Cepillarse los dientes es una práctica importante para mantener una buena higiene bucal, una boca y sonrisa sanas. Primero, debemos asegurarnos de tener un cepillo de dientes suave, pues los duros pueden dañar las encías o el esmalte de los tienes. Para asegurarnos que el cepillo está en buenas condiciones y cumpla su función, debemos cambiarlo por uno nuevo cuando las cerdas estén desgastadas, o bien aproximadamente cada 3 o 4 meses. Los cepillos con la cabeza pequeñas son recomendados ya que con ellos se accede con mayor facilidad a las muelas y lugares de difícil acceso. Dicho esto, es importante saber que debemos lavar nuestros dientes al menos 2 veces al día, es decir, en la mañana y en la noche. Cada vez debe durar al menos 2 minutos, para de esta manera asegurarse de limpiar todos los espacios necesarios.

Si bien existen controversias respecto a la manera adecuada de cepillarse los dientes, a continuación describiremos una de las más recomendadas por los odontólogos. Usa un poco de pasta dental (solo necesitas la cantidad del tamaño de una arveja), inclina el cepillo en forma horizontal, 45° en contra del borde de la encía y realiza un barrido desde la encía hacia abajo. Realiza este movimiento repetidas veces. Es importante cepillar tanto las superficies externas de los dientes inferiores y superiores, como las superficies internas de los mismos. También deben limpiarse las superficies de masticación de ambos lados y por último se recomienda cepillar suavemente la lengua para eliminar las bacterias y tener un aliento más fresco. Es importante que luego de utilizarlo, enjuagues tu cepillo de dientes con agua, pues de esta manera evitas que las bacterias se queden en él y eventualmente vuelvan a tu boca. Para mantener una boca sana es esencial que al menos una vez al día el cepillado sea complementado con el uso del hilo dental, ya que con éste se puede acceder a los espacios interdentales y entre los dientes y las encías, a los que con el cepillo no tenemos acceso.

Una buena higiene bucal es esencial para mantener una boca sana y poder disfrutar de una buena salud dental por muchos años. Por esto es muy importante que el cepillado dental y uso de seda sean realizados de la manera correcta. Para asegurarte de que lo haces durante el periodo de tiempo correcto, puedes usar un cronómetro, o guiarte por la duración de una canción. Lo importante es hacerlo cuidadosamente sin olvidar ninguna parte de la dentadura. Recuerda que debes limpiar tanto la superficie exterior como interior, así como también la superficie de mordida y la lengua. De esta manera, dedicando solo unos minutos a tu higiene bucal cada día, podrás prevenir y cuidar tu boca de cientos de enfermedades, pudiendo de esta manera disfrutar de una boca y sonrisa sanas.

¡Comparte!

Comments are closed.

×
¡Hola! ¿Cómo estás? Toca el círculo verde de abajo si tienes WhatsApp Web abierto o para que lo abras ahora en tu navegador y hablemos directamente 😁
PEDIR HORA