fbpx

Qué es y para qué sirve un implante dental.

Perder un diente a raíz de un golpe, caída o caries, no necesariamente le sucede a los adultos mayores, puede suceder a cualquier edad. ¿La solución? un tratamiento de prótesis dental a través de implantes, lo más adecuado para recuperar no solo lo estético de nuestra sonrisa, sino que también la función del diente.

Un implante dental es un componente de titanio, algo así como la raíz de un diente, la que se coloca por medio de una cirugía en el maxilar debajo de la encía. Una vez ubicado, el dentista puede colocar sobre ellos la corona o puente fijo que reemplazará a las piezas dentales perdidas. Los implantes también son beneficiosos para la salud bucal en general, ya que no es necesario sujetarlos a otro diente, como sí es el caso de las coronas.

Sin embargo, no todo el mundo puede ponérselos, por tanto es elemental que te pongas en contacto con tu especialista de confianza para que pueda valorar el estado de la encía, porque es necesario que haya masa de hueso suficiente para que el implante quede fijado. En caso de que no sea así, habrá que realizar pasos intermedios antes de colocar las piezas o buscar otras opciones similares.

Los implantes son más costosos que otros métodos de reemplazo de piezas dentales y la mayoría de las compañías aseguradoras no las cubren, o cubren menos del 10% de las tasas. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son esenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.

La Asociación Dental Americana considera seguros dos tipos de implantes:

– Implantes endostiales: se implantan quirúrgicamente en forma directa en los huesos maxilares. Una vez que el tejido cicatriza, se requiere de una segunda cirugía para conectar un poste sobre el implante original. Una vez realizado esto, se coloca un diente artificial. Los dientes serán individuales, o estarán agrupados en un puente o prótesis fija.
– Implante subperióstico: estos consisten en una especie de montura que se coloca en los huesos maxilares justo debajo de la encía. Con la cicatrización de las encías, la montura se fija al hueso maxilar. Los postes, que se colocan en la montura, sobresalen a través de las encías.

Pero, ¿qué otras soluciones existen para reemplazar los dientes perdidos? Más importante que el tipo de implante a utilizar se recomienda que el paciente tenga conocimiento que hay diferentes tipos de soluciones para reemplazar los dientes perdidos, dependiendo de cada caso en particular. Estos pueden ser dientes artificiales fijos, prótesis dentales removibles o prótesis dentales atornilladas.

Si aun así, el implante es la opción que junto a tu cirujano decidieron, luego de 72 horas después del procedimiento, el paciente comenzará a notar la disminución de la inflamación, pudiendo retomar su rutina normal, incluso la actividad física. Eso sí, para evitar complicaciones se recomienda reposo relativo, dieta fría, dormir semisentado, no realizar enjuagues enérgicos y asistir a control para el retiro de la sutura.

Comments are closed.

×
¡Hola! ¿Cómo estás? Toca el círculo verde de abajo si tienes WhatsApp Web abierto o para que lo abras ahora en tu navegador y hablemos directamente 😁
PEDIR HORA